Nota de revista Caras a Jadesen

27 diciembre, 2017

Estamos con Ángela Villalba, fundadora de JadeSen, un centro de estética cuyo foco está en mejorar o realizar la belleza de sus clientes, y también en ofrecerles un refugio del stress y la rutina diaria.

“En JadeSen consideramos que verse bien es el resultado de sentirse bien”, comenta Ángela.

¿Por qué lo bautizaste JadeSen?

-Me inspiró la piedra de JADE, considerada en China una piedra sagrada, utilizada ancestralmente tanto para la magia como la sanación; asociada con el chakra del corazón y relacionada con el amor, la curación y longevidad. Los Mayas también la utilizaban para protegerse de enfermedades.

También SEN refiere a “sensaciones”; nuestro trabajo se centra en lograr que nuestros clientes entren en un  gran estado de relajación, en un lugar cálido, con música armoniosa y aromas agradables. ¡Un mundo de los sentidos!

¿Por qué consideran que es tan importante la relajación?

-Conseguir un estado de calma mental que nos permita vivir el aquí y ahora es fundamental para conseguir belleza emocional, una “belleza natural” que es tan importante para la salud, como los cuidados estéticos obtenidos a través de distintas terapias.

¿Cuáles son los tratamientos que ofrecen a sus clientes para relajarse?

-Todos nuestros tratamientos estéticos incluyen terapias de relajación.

Manicuría, empleando productos holísticos libres de formaldehido, una sustancia asociada a la fatiga, debilidad y confusión. Aliviamos las manos tensas a través de un masaje, una forma sencilla de calmar otras partes del cuerpo.

Dentro de los tratamientos corporales ofrecemos una combinación de baños de vapor más masajes. El baño de vapor tiene por objetivo relajar y limpiar la piel produndamente, retirar impurezas y favorecer la circulación. Nuestros masajes incluyen drenaje linfático facial y corporal, descontracturante de espalda, cuello y hombros, estiramientos en camilla y técnicas de respiración controlada.

En los tratamientos reductores además de los masajes reductores manuales y de la aparatología – ultracavitación – utilizamos productos como máscaras corporales de fangos, algas y geles térmicos.

En cuanto a los tratamientos faciales, además de una limpieza profunda, ampollas y máscara adecuada al tipo de piel de cada cliente, incluimos como ingrediente extra un masaje facial. Así nos ocupamos de la piel del rostro, y también de los tejidos y músculos que le dan forma. Se realizan manipulaciones para reducir arrugas, bolsas en los ojos, una hinchazón, y también se realizan movimientos de cuello para aliviar tensiones.